El líder de Vox, Santiago Abascal, de 44 años, ha optado por hacer turismo nacional estas vacaciones, debido a la amenaza de la pandemia. El político ha estado acompañado por su mujer, una conocida influencer de 34 años, y los dos hijos que tienen en común, Jimena y Santiago, y asegura haberse dado un buen lote de trabajar en agosto.

El dirigente de la formación verde se ha incorporado a sus funciones este 1 de septiembre, y según sus propios compañeros de partido, han notado al presidente muy agotado física y mentalmente. Ya en el almuerzo y tras dos cañas, Abascal ha confesado que ha currado más en la playa estos días de descanso que en el resto de su vida.

En este sentido y tras el típico almuerzo de reencuentro que celebra todos los años a primeros de septiembre el partido y que cubre en exclusiva Cabronews, el presidente de la formación en su charla de bienvenida, quiso compartir con sus “colegas” con una copa de brandy en una mano y un gran puro en la otra, como han sido sus agotadoras vacaciones.

“Ir con niños de vacaciones a la playa es un coñazo, todos los días iba tirando de un carrito con cuatro sillas, una mesa, una nevera y la sombrilla. Hacía este trayecto 4 veces porque este año le daba miedo a mi mujer comer en el chiringuito con el rollo este del virus. Así que no le he podido dar una vuelta a lo de la moción de censura pero estad tranquilos compañeros porque se van a cagar estos rojos de mierda. ¡Viva España!”, Concluyó un acalorado Santiago.