Acaban de saltar las alarmas en Vox. El presidente del partido, Santiago Abascal, ha denunciado en Twitter que ha recibido esta misma tarde en el buzón de su casa, una oferta de trabajo en Lepe (Huelva) para la campaña de recogida de la fresa.

Los servicios jurídicos de la formación ya estudian la forma de denunciar este “atentado personal hacia su líder”, para que no quede impune. El jefe de prensa de Vox, Borja María Grande Fachada, ha mostrado su preocupación por los hechos ante los micrófonos de Cabronews:

“Posiblemente estemos ante la mayor amenaza y provocación jamás vista en democracia. Nuestro líder lleva horas con un cuadro de ansiedad al verse en un campo de Huelva a las 7 de la mañana rodeado de jornaleros. Esperemos que se le pase pronto porque nos hace mucha falta para encarar la recta final de la campaña”.

“No vamos a parar hasta encontrar a la persona que mandó la oferta de trabajo. No sabe el daño que ha hecho y sin duda tiene que pagar por ello. Desde Vox queremos condenar y condenamos todo tipo de violencia. A ver qué dicen ahora los ‘Rojos’, condenarán este atentado o para ellos esto es democracia”, sentenció un muy afectado jefe de prensa de Vox.