Los ministros de Sanidad y Política Territorial y el consejero andaluz de Salud comunicarán, este miércoles a las 18:30, las conclusiones alcanzadas sobre la limitación de la movilidad nocturna tras el Consejo Interterritorial de Salud celebrado en el Palacio de San Telmo en Sevilla. Salvador Illa ha adelantado que el problema del incremento del número de positivos en Covid-19 no es de los bares ya que si así fuera estarían los hospitales llenos de camareros.

“No vamos a consentir que al final vuelvan a pagar el pato los hosteleros y los borrachos”, explicó el ministro de Sanidad. “Lo de poner el toque de queda a las 20:00 la vamos a aprobar pero no estamos dispuestos a asfixiar aun más a nuestros hosteleros y a nuestros borrachos”, afirmó Salvador Illa entre aplausos de periodistas y curiosos que se reunían en las inmediaciones del Palacio de San Telmo.

“Me ha dicho el consejero andaluz de Salud que mañana al medio día nos llevará a la ministra de Política Territorial y a mí de tapas por Triana y luego a beber Gin Tonics por la los bares del río. Como a algún idiota se le ocurra insinuar algo sobre el cierre de los bares se las tendrá que ver conmigo. ¡Los bares no se cierran!”, exclamó Salvador Illa ovacionado por el graderío”.

“El problema yo veo que radica en que los medios de transportes están colapsados por culpa de que muchas empresas se resisten a ofrecer teletrabajo a sus empleados aun pudiéndolo éstos realizar sin ningún tipo de problemas. Hay que fomentar el teletrabajo para impedir que la gente se desplace apiñada dentro de trenes y autobuses públicos a sus trabajos. Es ahí donde está el problema y no en los bares”, concluyó Salvador Illa.