La Comisión de Asuntos Jurídicos aprobó el martes con 15 votos a favor, 8 en contra y 2 abstenciones la retirada de la inmunidad al ex presidente de la Generalitat y a los dos antiguos miembros de su equipo también reclamados por la justicia española, Toni Comín y Clara Ponsatí.

El Parlamento Europeo levantará con toda probabilidad la inmunidad a Carles Puigdemont en el pleno del próximo 8 de marzo. El líder independentista no ha dudado en ponerse en contacto por videoconferencia con uno de los reporteros de Cabronews y tras una extensa entrevista nos ha dejado las siguientes declaraciones:

“Antes de que vengan a por mí prefiero entregarme a la justicia española. He hablado personalmente con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y le he dicho que no hace falta que mande nadie a por mí, que el próximo 30 de febrero seré yo mismo quien se entregue de manera completamente voluntaria en los juzgados de la Audiencia Nacional para que se me juzgue por lo que se me tenga que juzgar”, explicó el ex presidente de la Generalitat.

“Le he explicado a Sánchez que sé que entre que hace un tiempo que no me ve, y ahora encima con el tema de la mascarilla, se que costará un poco que me reconozca. Le he dicho que se lo voy a poner muy fácil, y que podrá reconocerme porque llevaré mi peluca de los Beatles y un lacito amarillo en la solapa de mi chaqueta”, afirmó. “Llevaré la peluca llena de caspa como siempre, eso sí, exijo que pongan una urna a mi regreso a España y que yo pueda votar si merezco o no ir a prisión”, concluyó Carles Puigdemont.