Un albañil español se hace con un prestigioso galardón a nivel europeo que premia a quien más respeta y cumple las fecha de inicio y final de las obras programadas en el presupuesto inicial.

Uno de nuestros muchos reporteros y reporteras que se desplazaron a cubrir el certamen, tuvo ocasión de entrevistar al flamante ganador, D. Julián Alicatao, un catalan de sangre andaluza más conocido como “el palaustre”. Estos son algunos de los fragmentos que nos brindó este virtuoso del ladrillo.

“Mi secreto consiste en darle una semana de margen de error a las obras por si las moscas. De esta forma siempre me sobran días, así que esos últimos días me relajo y paso más tiempo en el bar que en la obra. Lo suyo es dejarlo terminado todo un día antes y usar el último día para celebrarlo en gordo y ponernos como ‘Las Grecas’ pasando toda la jornada de trabajo en el bar”, explicó Julián.

“Para el año que viene voy a intentar ganar también el título de ser el que más acierta en el primer presupuesto, en este aspecto tengo que mejorar mucho porque siempre me toca ponerle dinero a las obras, mi compañero esta seguro de que el dinero se me va en los bares pero yo dudo que sea esa la razón por la que no tengo nada ahorrado en 35 años de profesión”, sentenció Julián Alicatao.