El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha instado este martes a los presidentes autonómicos que si lo ven necesario pidan la declaración del Estado de Alarma en sus territorios o en una parte de ellos, y se ha comoprometido a apoyarlo y defenderlo desde un apartamento que ha alquilado la primera quincena de septiembre en Marbella en primera línea de playa. “Se me han pasado las vacaciones y no me han dejado descansar, estoy ‘mu quemao’, ha afirmado el Presidente.

Según ha explicado en una rueda de prensa a Cabronews tras el primer Consejo de Ministros después de las vacaciones de verano, cada presidente autonómico deberá realizar unas tareas predeterminadas convirtiéndose en la máxima autoridad competente para hacer frente a la crisis sanitaria hasta el día 15 de septiembre que tiene programado su regreso.

El propio Sánchez ha reconocido que la evolución de la pandemia es “preocupante” y necesita terminar de “recargar pilas” sin que lo molesten demasiado: “Tengo un cargo con mucha responsabilidad y requiere tener la mente muy despierta para la toma de decisiones y para eso, necesito desconectar 15 diítas más”, ha explicado.

“Lo que tienen que hacer las autonomías es ceñirse a las directrices que yo mismo he marcado. Lo he dejado todo muy mascado y sencillo para que hasta Isabel Díaz Ayuso lo entienda. Espero que no me la vayan a liar porque caerá sobre ellos toda la responsabilidad de las posibles meteduras de pata que cometan”, ha zanjado.