La gran amistad que une al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, es incuestionable. Hoy Sánchez ha anunciado en una entrevista, tras presentar los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, que se ha comprado el chalet de al lado al de Pablo Iglesias en Galapagar.

“Pablo y yo nos hemos hecho colegas pero de los buenos, siempre vamos juntos a todas partes y nos llamamos compadre y todo”, explicaba el presidente del Gobierno. “Así que después de meditarlo con mi mujer me he echado la manta a la cabeza y me he comprado el casoplón de al lado del de mi colega Iglesias”, afirmaba con orgullo Sánchez.

“Es muy parecido al suyo tiene 8 dormitorios, 3 baños, 350 metros cuadrados, 2 hectáreas de jardín, 1 campo de futbol, 2 pistas de padel y una piscina olímpica. La compra ha sido también en previsión de un posible confinamiento de 6 meses, a mi señora y a mí la Moncloa se nos quedó pequeña durante el último confinamiento y eso nos nos vuelve a pasar otra vez, lo pasamos muy mal”, aseguraba el presidente.

“Además no hay nada mejor que tener a tu mejor amigo de vecino, así podemos sincronizarnos para ir a sacar la basura juntos y acabar borrachos como cubas en el bar de la esquina sin levantar sospechas en nuestras casas. El lunes que viene me dan las llaves, deseando estoy de estrenar mi nuevo casoplón””, sentenciaba Pedro Sánchez.