La entrada en prisión del rapero Pablo Rivadulla Duró, más conocido como ‘Pablo Hasél’, ha vuelto a abrir el debate sobre los límites de la libertad de expresión. El rapero a los pocos días de entrar en prisión llamó desde la cárcel a uno de los reporteros de Cabronews dejándonos las siguientes declaraciones acerca de su encarcelación:

“¡No hay derecho!, no me puedo creer que me hayan metido a mí en la cárcel, habiendo otros músicos que se lo merecen más, como por ejemplo Leticia Sabater, que sale en sus videoclips montándoselo con Papa Noel y con los tres Reyes Magos en la misma cama”, explicó el rapero nacido en Lérida.

“¿Cómo es posible que esa mujer no haya pisado todavía la cárcel? después de sacar canciones como «Vete pal carajo tra tra» o «18 centímetros papi», me parece fatal como funciona la justicia en España, afirmaba el catalán. “Ese es uno de los principales motivos por los que muchos catalanes y yo queremos la independencia del resto de España, si Puigdemont estuviera aquí gobernando ya la hubiera encarcelado hace rato a la Leti. Él si que hubiera sido un buen presidente para nuestra nación”, concluyó el rapero.

Hasél por su parte, que está acusado por los delitos de obstrucción a la justicia (un año y nueve meses de cárcel), y amenazas (nueve meses más) por el juzgado de Lleida, ha manifestado a la jueza de instrucción su intención de practicar yoga y pilates en prisión, para así relajarse un poco y convertirse en una mejor persona, y vivir un poco menos estresado y enfadado con todo.