Nos ha llegado a la redacción el caso de Iñaki Mojopoko, un vecino de Bilbao de origen japonés, que no ha dudado en compartir con nosotros su anécdota y posterior arrepentimiento. Aún se está fustigando maldiciendo el día que decidió intentar pillar cacho con su mujer proponiéndole “jugar a los médicos”.

Iñaki, asegura en exclusiva para Cabronews, que cada vez le cuesta más trabajo convencer a la mujer. Es por eso, que tiene que estar innovando y planeando estrategias para conseguir sus objetivos, pero tras la última respuesta obtenida, entendemos que el bueno de Iñaki no volverá a proponer “jueguecitos” a su esposa.

“Maldita sea la hora en que tuve la idea de irle con juegos a mi mujer. No creo que me vaya a dejar tantos meses en el ‘dique seco’, porque hasta noviembre a ‘pan y agua’ no creo que me deje, aunque estoy con las carnes abiertas porque ésta (su mujer), es capaz de esto y de más”, explicó Iñaki.

“He decidido hacer público mi caso para alertar a todo el que pueda. Recuerden analizar bien y con detenimiento las propuestas que hacéis y cómo las hacéis. Tengan presente que todo lo que digáis puede ser utilizado en vuestra contra”, sentenció el Sr. Mojopoko en rigurosa exclusiva.