El culebrón entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera parece que no tiene fin. El Dj sevillano está profundamente herido y decepcionado con su madre y asegura no fiarse de ella en absoluto.

“Mi madre siempre me decía que era guapo y que cantaba muy bien, es una mentirosa compulsiva, solo sabe decir mentiras. Como para fiarme de ella con el tema de la herencia de la finca de Cantora”, explicaba Kiko en una entrevista a uno de los reporteros de Cabronews. “Cuando era chico siempre me decía que de mayor iba a tener el pelo tan fuerte como mi padre y hace años que ya no uso ni peine, ni gomina”, aseguraba.

“No sé si me mentía porque me quería mucho o porque es un problema que trae mi madre de serie y no puede decir ni una sola verdad, rollo Jim Carrey en ‘Mentiroso Compulsivo’. Con el tema de Cantora no quiero pillarme los dedos y voy a ponerlo mejor en manos de mis abogados y que ellos decidan si está mintiendo o diciendo la verdad”, afirmaba el hijo de la cantante.

A la espera de que Isabel Pantoja dé un paso y se pronuncie sobre todo lo que se está diciendo sobre ella, Kiko Rivera ha tomado una decisión: “Voy a pasar los días tirado en el sofá jugando al FIFA en la Play Station 5 mientras todo esto se decide”, sentenció el Dj a nuestro reportero mientras goleaba al Barça con el Real Madrid en su videojuego favorito.