Kiko Rivera reapareció en la mañana de hoy en Telecinco mostrando su decepción porque no ha cogido ni la pedrera en el sorteo de Navidad. El D’js contaba con pillar “El Gordo” para olvidarse de sus problemas económicos y no tener que volver a trabajar nunca más.

“Con todo lo que me ha pasado este año tenía el presentimiento de que algo bueno me tenía que pasear antes de que acabara el año. Estaba convencido de que en el sorteo de Navidad algo me tocaba, pero al contrario, no he pillado ni un mísero reintegro. Necesito una inyección de dinero importante para olvidarme de las movidas que tengo con mi madre a cuenta de la herencia de mi padre”, explicó Kiko en el programa de Ana Rosa.

“Con esto de la pandemia mis ingresos se paralizaron de golpe al no poder trabajar, tuve que anular todos mis bolos y conciertos y tirar del dinero que ingresaba mi mujer para poder hacer frente a los pagos que me iban llegando. Lo he pasado francamente mal, sin poder salir a trabajar ni a tomarme una triste cerveza con mis colegas”, añadió.

“Ha sido una pena no pillar el premio porque de haberme tocado, éste que está aquí no iba a madrugar para trabajar nunca más. A ver si hay suerte en el sorteo ‘Del Niño’ y poder cumplir mi deseo de no preocuparme nunca más por el trabajo. Algo bueno me toca vivir ya”, sentenció el hijo de Isabel Pantoja en directo para el programa de Ana Rosa Quintana.