El representante de artistas y colaborador en programas de televisión, Kiko Matamoros, ha asegurado en una rueda de prensa en exclusiva para Cabronews, que está cansado de peinarse con una bayeta todos los días, y que echa mucho de menos peinarse con peine o con cepillo y secador.

“Tuve que malvender mi secador de pelo y mi juego de peines cuando cumplí los 25 años. En aquella época no existía Wallapop, así que tuve que cambiárselo a un vecino mío por 3 paquetes de Ducados y una botella de whisky DYC. Una sola noche me duró el whisky y el tabaco”, reconocía Kiko.

“Hace casi 40 años que perdí el pelo y la verdad es que me gasto un dineral para poder peinarme. A las bayetas le doy un solo uso, por higiene, y me peino 4 o 5 veces al día. No gano para comprar tantas bayetas. ¡Estoy harto!”, explicaba el Sr. Matamoros a nuestro reportero.

“Este verano tenía pensado viajar a Turquía para realizarme un injerto de pelo y poder peinarme nuevamente con cepillo y secador. Una vez que me pusieran pelo, quería hacerme el peinado con la raya muy marcada hacia un lado, el que tiene Cristiano Ronaldo y Joaquín del Betis, pero con el tema de la pandemia del coronavirus me han cortado todo el rollo”, insistía el colaborador televisivo.

“He probado también a intentar peinarme con una manopla, por variar, pero al final es más de lo mismo, es peinarme por gusto, siempre quedo igual. Yo solo espero que llegue ya una vacuna que termine con el dichoso virus, y que pueda viajar de una vez por todas a Turquía para hacerme el injerto que tanto deseo”.

“Cuando por fin cumpla mi sueño y me haga el injerto de pelo no me vais a reconocer por la tele, vais a confundirme con el vicepresidente del Gobierno, ‘El Coletas’, que envidia de mote…”, concluía Kiko mientras se daba unos últimos retoques con una bayeta antes de saltar al plató de «Sálvame».