El rey emérito, Juan Carlos I, ha realizado más de 35 llamadas al teléfono de Carles Puigdemont pidiéndole consejo para evitar ser extraditado por el Gobierno español, según nos ha asegurado en exclusiva para Cabronews, Felicitat Freixenet, sirvienta del ex presidente de Cataluña en su mansión de Waterloo, Bélgica.

“El emérito parecía uno de esos teleoperadores de Jazztel que te llaman a la hora de la siesta todos los días. Al final Carles tuvo que optar por llamar a su compañía telefónica para que bloqueara las llamadas entrantes del rey emérito”, explicaba Felicitat.

“Algunas personas creen que el rey emérito se encuentra en Portugal, otras en República Dominicana, otras en Abu Dabi. Yo estoy casi segura de que Juan Carlos I está aquí en Bélgica intentando ver si mi jefe le explica como se lo ha montado él para que no lo extraditen”, añadía la sirvienta del Puigdemont.

“Carles ya me ha dicho claramente que no piensa asesorar al padre del rey Felipe VI, que eso sería traicionar a Cataluña, su país, y que si Juan Carlos sigue dándole la lata al final va a optar por contarle justo lo contrario a lo que debería hacer para que lo devuelvan a España de inmediato y lo metan preso el máximo número de años posibles”, de esta forma Puigdemont podría recuperar la confianza del pueblo catalán y lo verían como un héroe sentenciaba Felicitat a nuestro reportero.