D. Juan Carlos está a la espera de que la Fiscalía del Tribunal supremo cierre las tres investigaciones que tiene abiertas sobre el origen de su dinero para poder volver a España. Independientemente de cómo el tribunal resuelva el caso ha anunciado en una entrevista por videoconferencia con unos de nuestros reporteros que no piensa volver a España hasta que no baje el precio del combustible.

“Necesito que baje el precio del combustible para poder llenar el deposito de mi Land Rover para ir de cacería. Al precio al que está actualmente, tendría que sacrificar otros vicios que tengo, y no estoy dispuesto a eso, faltaría más”, afirmó el padre del rey Felipe VI.

“Si a eso le juntamos que apenas hay aceite en ningún supermercado y el que hay está a un precio desorbitado y que además la luz está por las nubes la verdad es que no me hace ni chispita de ilusión volver a España”, aseguró el ex monarca.

“Además me tendría que ir a vivir de alquiler y compartiendo piso con otros chicos, alquilar yo solo un piso en Madrid no me lo puedo permitir. Vamos que no vuelvo que me quedo mejor donde estoy”, concluyó Juan Carlos I a nuestro reportero.