Tras las continuas disputas familiares con sus hijos Isa y Kiko, Isabel Pantoja ha decidido que su herencia finalmente será para su sobrina Anabel Pantoja. Tras una larga entrevista en exclusiva para Cabronews, la tonadillera española nos ha dejado claro que ambos son unos desagradecidos, y que la única de la familia que la felicitó por el día de la madre fue su sobrina Anabel y su perrito bobby, y que por este motivo ella será la heredera de Cantora y de todo su dinero.

“Mi Anabel se lo merece todo, y por ese motivo yo voy a dárselo. Estoy cansada de escuchar que las joyas que vende son de malísima calidad, y no quiero que a una Pantoja se le diga que las joyas que vende son de oro del que cagó el moro. Así que yo voy a darle mucho dinero para que pueda comprar joyas de calidad y así se haga una joyera de prestigio”, explicó Isabel.

“En cambio mis hijos Isa y Kiko, no pienso darles ni un solo céntimo más, bastante les he dado ya a los dos. Si tuvieran una pizca de talento ambos hubieran aprovechado la oportunidad que les brindé de poder ser cantantes profesionales, tal y como yo fui en mi época, pero los pobres tienen menos talento musical que Leonardo Dantés”, aseguró la Pantoja.

“Estoy deseando que acabe la docuserie de Rocío Carrasco para poder empezar la mía y contar todo lo que he tenido que pasar a lo largo de mi vida y todo lo que me han hecho sufrir entre unos y otros, y porque no decirlo llevarme también un buen dinero que más tarde heredará mi sobrina Anabel”, concluyó Isabel Pantoja.