Isabel Pantoja acaba de aclarar en una entrevista en la revista del corazón ‘Hola Caracola’ que lo único que puede reclamar Kiko Rivera de la herencia de Cantora es un reloj calculadora de la marca ‘Casio’ con luz lateral del año 82.

La cantante afirma que el resto de la herencia que dejó Paquirri está hipotecada hasta 2062 o hasta que ella fallezca, lo que llegue antes. Además afirma que de lo que dejó, ya ha vendido una gran parte de las hectáreas de Cantora y todas las joyas y objetos de valor que dejó su difunto esposo.

“De lo que dejó Paco no queda casi nada, me vi obligada a vender cuando entré en prisión para poder rebajar la condena y poder estar antes con mis hijos, y fijarse bien como me lo están agradeciendo. A Kiko solo le queda un reloj ‘Casio’ con calculadora y luz lateral del año 82, que no vendí porque a él le encantaba”, afirmó la tonadillera.

“El resto está todo hipotecado y solo se podría recuperar o levantando las hipotecas o esperando hasta el 2062 o a que yo no esté en este mundo, son las tres formas de que mi hijo vea un céntimo. Espero que no me pase nada y si me pasa que parezca un accidente por el bien de mis hijos y nietos”, sentenció Isabel Pantoja.