El político y activista catalán, Gabriel Rufián, confirmó ayer tras la sesión de control al Gobierno en el Congreso, que se va a empadronar en el barrio de Salamanca en Madrid porque “en Cataluña ya no se puede vivir”, le comentó a uno de nuestros reporteros.

“Llevo años pensando que en la capital tendré más oportunidades y después del trato a muchos de mis compañeros, cada vez lo tengo más claro. Mientras a unos los encarcelan o inhabilitan por hacer política, a otros los absuelven tras llenarse los bolsillos con dinero público”, apostilló Rufián.

Fuentes fidedignas aseguran que el polémico diputado de ‘Esquerra Republicana’ lleva empadronado en el popular barrio madrileño dos semanas pero hasta la inhabilitación de Torra no ha querido difundirlo para no dar un paso en falso.

“Ahora que han quitado del medio a Quim Torra es mucho más seguro vivir en el barrio de Salamanca que en cualquier barrio de Cataluña. Ya me he comprado una gorra y una bandera de España para poder pasear sin tener conflictos con los vecinos”, sentenció Gabriel Rufián.