Ayer por la noche Felipe Juan Froilán de Marichalar colgó un video en su Instagram para explicar a todos sus seguidores que va a intentar irse con su abuelo y “perder de vista a estos podemitas que se han cargado a mi abuelo”.

Froilán dejó claro en el vídeo, que su “yayo”, más conocido como el Rey Juan Carlos I, ha sufrido un acoso y derribo de una magnitud demencial: “A una persona mayor hay que tratarla con más paciencia y cariño, con mi abuelito se han pasado tres pueblos estos rojos”, explicó.

Un usuario le preguntó si era cierto eso de que su abuelo era culpable de los delitos que se le imputan. Froilán no quiso entrar mucho en detalles, y respondió con este patriótico mensaje: “Mi abuelo no ha robado ni un céntimo de los españoles, lo ha dado todo por España, en cualquier caso se lo habrá quitado a los moros”.

El pequeño Borbón se despidió de sus seguidores haciendo sonar el himno de España para darle un toque más solemne al video y volviéndole a pedir a su “yayo” que por favor y donde quiera que esté, que lo lleve con él cuanto antes.

“Siempre fuiste mi referencia, tenemos los mismos gustos y vicios, y ni mi padre ni mis tíos Iñaki y Felipe juntos podrán llenar el vacío que me dejas”. “¡Viva España!”, espetó antes de cortar el vídeo entre sollozos y los ojos inyectados de Betadine.