El rey emérito de España, Juan Carlos I, se ha dejado ver esta mañana navegando por la costa caribeña a bordo del Bribon. El ex jefe del Estado se ha instalado provisionalmente en un complejo hotelero de la República Dominicana, propiedad de Pepe Fanjul.

Según ha explicado el empresario, Juan Carlos estaba dudando entre quedarse en España y afrontar el ser juzgado por la ley y por su mujer Sofía o irse al paraíso tropical del Caribe a tomar cócteles rodeado de mujeres guapas.

“Finalmente y tras pensarlo detenidamente decidió venir conmigo a uno de los hoteles de 5 estrellas que tengo en la República Dominicana. Le he prestado mi mejor suite, no podía negarse”, afirmaba Pepe Fanjul.

Juan Carlos I ha comunicado vía Twitter que se encuentra muy contento de estar en el Caribe y que ya el año que viene o el otro si acaso se pasará por España para ver que tal va todo por allí.

“¡Os deseo un feliz verano a todos los españoles! muchas gracias por el cariño que me hacéis llegar. Me llena de orgullo y satisfacción”, ha escrito el rey emérito en su cuenta de Twitter acompañado de una bonita foto del Bribon en tierras caribeñas.