Acaba de confirmar la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una directo en su Facebook, que a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), empezarán a enviar esta misma semana cestas de Navidad a todos los usuarios que hayan insistido llamando al organismo sin tener ninguna respuesta.

Los “obsequios” se entregarán como compensación y disculpa por todas las anomalías en los sistemas telefónicos y tendrán que declararse en la próxima Declaración de la Renta de este ejercicio 2020.

Los perjudicados sólo tendrán que descargarse y rellenar un formulario descargado con su certificado digital, un certificado de los últimos movimientos bancarios, un recibo de la luz y habrá que entregarlo en el estanco más cercano del domicilio del solicitante (necesario presentar el padrón actualizado).

Entre todos los que cumplan los requisitos se realizará un sorteo ante notario y sólo el 29% de los solicitantes podrán recibir las cestas navideñas. Al resto le llegará algún detallito al estilo “amigo invisible”, estos últimos estarán libres de impuestos.