El Gobierno de Coalición ya trabaja para paliar la pérdida de ingresos de los negocios de hostelería. Una de las medidas que mejor ven  los hosteleros es poder dispensar drogas como hachís, caballo y/o cocaína en sus negocios hasta por lo menos mayo de 2021, fecha que estiman los expertos para que todo vuelva a la normalidad.

“A esta medida sólo podrán acogerse negocios que vean mermadas sus ventas al menos en un 50% y tascas pequeñas que no dispongan de terrazas, y nunca más allá del mes de mayo del 2021”, explicó Pedro Sánchez esta misma mañana en el programa de Ana Rosa Quintana.

“Con este gesto pretendemos dar un balón de oxígeno a esos autónomos y autónomas de todo el país para evitar cierres y depresiones de los dueños y empleados del sector. Estamos convencidos de que con esta medida estamos garantizando el futuro de muchos negocios de hostelería”, añadió.

“Cualquier cliente podrá comprar unos ‘porritos’ o alguna ‘rayita’ después de desayunar en su bar de confianza evitando así tener que desplazarse a los barrios más desfavorecidos de las ciudades a por las sustancias que consumen habitualmente, reduciendo la movilidad ciudadana considerablemente”, sentenció el Presidente del Gobierno ante una muy sorprendida Ana Rosa Quintana.