‘Hecha la ley, hecha la trampa’. Esto es lo que han debido pensar este grupo de ecologistas sevillanos cuando decidieron sacarse la licencia para cazar, como salvoconducto para poder moverse libremente por todas las provincias andaluzas.

“La idea me surgió al ver a través de un comunicado ofrecido en televisión por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, limitando todos los desplazamientos excepto si vas a esquiar a Sierra Nevada o eres cazador. Se me encendió la bombilla, lo comenté con mis colegas y aunque alguno no le gustó la idea, al final los convencí”, explicó uno de los integrantes de esta asociación ecologista.

“Además, seguro que no fui el único al que se le ocurrió. Estuve varias horas intentando sacarme la licencia pero la web de la Junta de Andalucía se caía constantemente. Los servidores no aguantaron el aluvión de solicitudes de personas que como yo sólo quieren la licencia para poder ir a dónde le de la gana”, añadió.

“Te digo más, habrá que ver la cantidad de gente que habrá comprado el ‘forfite’ para esquiar y lo que van hacer este fin de semana es ir a Granada de turismo a visitar la ‘Alhambra’ con toda la familia y con los esquís de adornos en el coche. La gente tiene más tiros dados que la ventana de un palestino”, concluyó este “atípico” ecologista.