Ni 24 horas ha tardado Cayetana Álvarez de Toledo en encontrar trabajo tras su destitución como portavoz del Partido Popular. Antes de llegar a su domicilio en Paracuellos del Jarama ya tenía una oferta para ingresar en las filas de Unidas Podemos como nueva portavoz del partido.

La oferta viene apoyada por todos los consejeros y consejeras de la formación morada. “Si no la quiere Pablo Casado es buen síntoma, en nuestro partido podrá vengarse de de él”, explicó uno de los consejeros del Vicepresidente del Gobierno.

“Tenemos que ingresar a Cayetana lo antes posible a nuestro partido antes de que Vox le tire la caña que estamos seguro que lo están barajando. Sólo hay que intentar que siga siendo igual de radical pero cambiando el rumbo hacia la izquierda”, añadió.

“El contrato está redactado y a la espera de cerrar los últimos flecos pero todo hace pensar que Cayetana está dispuesta a lo que sea por hacerle daño al líder de los populares”, sentenció el consejero.