La Comunidad de Madrid quiere explorar con todos los grupos de Asamblea medidas y líneas de ayudas al inicio del nuevo curso escolar proponiendo el cierre de todos los colegios, institutos y guarderías, empeñando a los sacerdotes la labor de impartir las clases en las iglesias.

En este sentido, un consejero de Isabel Díaz Ayuso, ha propuesto hoy un gran pacto regional para que aparte de que la religión vuelva a ser obligatoria, se elimine fulminantemente del programa educativo los recreos, los jóvenes sólo podrán salir al patio para rezar.

“Con esta medida nos quitamos de pagar muchas nóminas de funcionarios y enderezaremos el porvenir de nuestros hijos, todos son ventajas. No permitamos que adoctrinen a nuestros pequeños estos comunistas del Gobierno Central”, recalcó el consejero.

“La juventud de hoy en día necesita conocer los valores y el mensaje que la Iglesia nos enseñó a ser las personas honradas y honestas que hoy somos. Por nuestros hijos y por España es necesario dar este paso.¡Que Dios nos ampare!”, sentenció.