Este lunes día 7 de septiembre, Ana Rosa Quintana (67 años), ha vuelto al plató de Mediaset tras unas merecidas vacaciones junto a su marido, Juan Muñoz y sus mellizos, en la urbanización de Sotogrande en Cádiz. Allí, la familia ha podido disfrutar de unos días de relax.

Un año más, Ana Rosa ha vuelto al programa cumpliendo con alguna de sus ya clásicas tradiciones como vestir de blanco y hacerse algún retoque pero esta vez, ha querido someterse a cirugía para intentar conseguir aparentar la edad real que tiene, todo lo contrario a lo que viene haciendo la presentadora en los últimos años.

“Estaba harta de tener cara de chiquilla con los dolores y achaques que voy teniendo debido a mi edad. Ha sido durante estas vacaciones cuando he reflexionado y además de dejar de comprarme braguitas brasileñas, he decidido quitarme las prótesis y lo postizo para mostrarme como realmente soy”, explicó la presentadora.

“Mi marido me ha apoyado, dice que como a lo mejor lo meten preso, prefiere que tenga este aspecto y no el de jovencita apetecible como tenía antes de pasar por el quirófano, Juan es muy celoso”, concluía Ana Rosa en exclusiva para Cabronews.