El pacto alcanzado con la Fiscalía por el empresario Juan Muñoz Tamara, marido de la periodista Ana Rosa Quintana, para rebajar la petición de pena de ocho años de cárcel a 11 meses, ha derivado en una batalla total con José Manuel Villarejo en el juicio de la ‘Operación Tándem’.

Villarejo explicó que su participación en el llamado ‘Proyecto Pintor’ fue para hacerle un favor a la periodista, a quien “quiero muchísimo. Me lo pidió desesperada porque estaba cansada de las irregularidades de su marido con la constructora”.

“Quiero dejar claro que ayudé a Ana Rosa sin cobrarle ni un duro por la amistad que nos une, pero su marido si que me ingresó 20.000€ para que me llevara a la familia a tomar unas tapitas como agradecimiento por la ayuda prestada”, añadió el ex-comisario.

“Si salgo absuelto de los pleitos en los que estoy inmerso, la temporada que viene estaré como colaborador en el programa de mi amiga Ana Rosa, opinando sobre la actualidad política del país. Esta misma mañana he recibido la invitación de la productora y solo estamos a la espera de las primeras sentencias. Me encantaría compartir mesa en un futuro con Cristina Cifuentes, me pone muchísimo esa pava”, sentenció Villarejo.