Amancio Ortega vuelve a ser atacado sin razón ni piedad. Esta vez gracias al ‘Superyate’ que ha comprado recientemente a través de empresas ubicadas en Malta. El barco se bautizó con el nombre de «Drizzle» y navega con la bandera de Malta. En ese país, el régimen fiscal para embarcaciones de más de 24 metros de eslora es especialmente económico en comparación con España.

“Costó este barco solamente 95 millones de euros, solicitados en un préstamo hipotecario a pagar en cómodas cuotas durante 20 años, y con la única intención de donarlo a la Sanidad Pública en agradecimiento a los sanitarios y sanitarias de todo el pais, para que puedan sentir las sensaciones que se experimentan pasando unos días en este Superyate”, según informó el portavoz de la familia en un comunicado.

La familia Ortega también ha dejado claro que denunciará a cualquier persona que ensucie la imagen de Amancio Ortega. En el círculo más cercano al empresario lamentan que gran parte de la sociedad no se crean que Amancio es todo corazón y que todos sus gestos de generosidad lo hace por ser uno de los mayores filántropos de la historia.

Gran parte la comunidad de sanitarios y sanitarias del país ya están informándose para ver qué pueden hacer para conseguir subir a bordo de este gran regalo. Con este gesto, no cabe duda de que Amancio ha llegado al corazón de muchas personas a las que nunca les inspiró confianza.