Isabel Pantoja se ha pronunciado sobre el conflicto que mantiene con su hijo, Kiko Rivera, a través de una entrevista que ha concedido a Cabronews, que incluye un comunicado en el que la tonadillera, asegura que cuando nació Kiko, la matrona le dijo “Tíralo por la ventana que si vuela es un murciélago”.

“Obviamente no le hice caso a la matrona, imaginé que me estaba gastando una broma”, aseguraba la cantante española. “En alguna ocasión en vez de darle el pecho le daba la espalda, no era muy guapo cuando era bebé pero poco a poco me fui acostumbrando a verlo”, afirmaba la tonadillera.

“Ya en el bautizo el párroco de la iglesia de la Esperanza de Triana, lo bautizó con una pistola de agua porque pensaba que le podía morder si lo bautizaba de cerca. No ha tenido una infancia fácil, gracias a Dios esa época ya se olvidó y se ha convertido en un exitoso muchacho”, explicó Isabel Pantoja.”

“Hubo una época que nos pasamos 6 meses seguidos sin bañarlo porque pensábamos que era un gremlin y que se podía reproducir. El pobre de Kiko lo ha pasado realmente mal en su niñez pero yo no soy la culpable”, aclaraba Isabel.

“Todavía recuerdo cuando a la edad de 7 años lo llevamos al zoológico y me lo quitaron de las manos un grupo de chimpancés al confundirlo con un miembro de su especie. Cuando el de seguridad abrió la puerta de la jaula no fuimos capaces de reconocerlo entre tanto mono. Tal y como os digo tuvo una infancia de lo más difícil mi Kiko”, sentenció Isabel Pantoja.