Acaban de llegarnos las primeras declaraciones de Iñaki Undargarin tras ser trasladado a una prisión alavesa a 10 minutos de la casa de su madre. El aún cuñado del Rey, tendrá que pernoctar de lunes a jueves en el centro penitenciario porque los viernes, sábados y domingos no le venía bien. “Estoy tan contento por el traslado como arrepentido de mis errores. Debería haberme llevado toda la pasta y me habrían tratado igual de bien. Se me ha pasado volando la condena”, comentó el marido de la Infanta a la salida de su domicilio materno.

También se ha conocido que el traslado y el régimen de semilibertad que le acaban de otorgar, se ha podido hacer efectivo al presentar un contrato de trabajo en un prestigioso bufete de abogados catalán con sede en Vitoria. En el círculo más cercano, se comenta que tenía otra oferta de trabajo como frutero en ‘Mercadona’ pero por una lesión en la espalda la tuvo que descartar.

Otra oferta de trabajo muy interesante que recibió el yerno del emérito fue de conductor en ‘Prosegur’ trasladando dinero en los furgones blindados. Oferta que ha descartado por tener que trasladarse a Madrid pero sin querer cerrar la puerta por si en un futuro, le interesa el empleo.

Además de trabajar y encargarse de su familia, Iñaki está preparándose para impartir unos talleres a los presos comunes que ha llegado a conocer mientras pagaba su condena. Pretende ayudarlos a reinsertarse en la sociedad enseñándoles a buscar empleo en ‘LinkedIn’ o ‘InfoJobs’, aunque muchos de los presos aseguran no fiarse de él. Algunos de ellos aseguran que no es ‘trigo limpio’.