Cada vez son más las chicas que se sacan un dinero extra vendiendo sus bragas usadas a través de Internet. Hay varones que pagan por ellas y que, además, también quieren vender sus calzoncillos. Pero en este caso, una joven murciana de 28 años ha roto este mercado fetichista de ropa interior, confeccionando mascarillas de protección al Covid-19 con sus bragas usadas.

En su página web pueden encontrarse mascarillas con infinidad de tejidos y diseños, pero las de la gama más alta, siempre son las realizadas con las bragas que ha usado para ir de fiesta o a festivales, alcanzando un valor que superan los 15.000€.

También sorprenden el precio al estar muy bien valoradas, las que tienen alguna mancha que salga del estampado original del tejido. Estos modelos suelen comprarlos coleccionistas internacionales y en raras ocasiones suelen lucirla en público

La mayoría de compradores de este producto son varones de un alto nivel adquisitivo de entre 30 y 75 años y la gran mayoría asegura que llevar una de estas mascarillas mantiene el “instinto viril” siempre alerta.