Ha llegado a nuestra redacción el caso de Alegría Escasa, sevillana de 25 años, que tras subir una foto a su cuenta de Instagram en la boda de su hermana, se volvió viral y consiguió 1 millón y medio de seguidores nuevos, convirtiéndose así en una afamada influencer.

Uno de los reporteros de Cabronews se ha trasladado hasta la capital andaluza y ha podido entrevistarse con Alegría, obteniendo el siguiente testimonio de la sevillana sobre lo sucedido:

“No se que me pasa con mi cuñado, pero es que no lo soporto, con tan solo mirarlo ya me entran ganas de vomitar. Además es igualito a Santiago Abascal, son dos gotas de agua. Lo conozco desde hace más de 10 años y desde entonces tengo problemas de estomago. Durante todos estos años he visitado a especialistas médicos y psicológicos de todo tipo y siempre acaban diciéndome que no es culpa mía que si ellos tuvieran cerca todo el día a mi cuñado probablemente tendrían el mismo problema que tengo yo”.

“El cuñado de Rocky es un un encanto al lado del novio de mi hermana, yo no se como lo aguanta. Al menos ahora que se han casado se irá bien lejos de mi casa de una vez por todas y podré dejar de verle su fea cara”.

“Lo positivo de todo esto es que gracias a la foto que subí a mi Instagram vomitando en la boda de mi hermana, me han llovido los seguidores y ahora soy influencer y he podido dejar mi antiguo trabajo limpiando pescado”, ha sentenciado Alegría a nuestro reportero.