Una exdirigente de la empresa Tabacalera ha afirmado esta semana que los cigarros de la marca Fortuna, los fabricaban en su empresa filial Tabacagalera. Esta surgió con el fin de mezclar el placer de fumar con el otro placer de cagar.

Según parece, una controversia legal impidió que Fortuna llegara al mercado como tabaco-laxante y decidieron mantener todo esto en secreto, dada la buena acogida que estaban recibiendo los cigarrillos Fortuna.

En Cabronews hemos querido conocer un poco más sobre el caso y hemos querido entrevistar a esta ex alto cargo de la antigua empresa de tabacos, la señora Josefa Brica Pitillos, quien nos ha confesado lo siguiente:

“Quien fuma sabe que uno de los placeres de la vida es fumar cagando y, con ese fin nació fortuna”, “la expresión café y cigarro muñeco de barro, surgió al dia siguiente de que los cigarrillos Fortuna pisaran la calle por primera vez, porque era instantánea la necesidad de evacuar”, “esta era la finalidad de Fortuna, el primero con el café como empujoncito previo y el segundo en el mismo váter para el empujoncito definitivo”.