Tremendo revuelo se ha armado en la Oficina del Español de la Comunidad de Madrid tras descubrirse que su director nombrado por Díaz Ayuso, Toní Cantó, lleva sin aparecer por su sede casi un mes, habiendo ocupado su despacho un mono en su lugar durante su ausencia. La noticia ha corrido como la espuma y ha provocado mofas y risas de todo tipo en las redes sociales.

La voz de alarma la dio una empleada del servicio de limpieza al descubrir varias cáscaras de plátano dispersadas por todo el edificio. “Voy a la Oficina del Español a limpiar 1 vez a la semana, ya que como allí no trabaja nadie, nadie ensucia nada. La sorpresa me la llevé cuando de una semana para otra vi al menos 20 cáscaras de plátano y varias heces dispersadas por toda la oficina. Ahí empecé a sospechar que algo raro estaba sucediendo”, explicó la joven limpiadora directamente a Cabronews.

“Me sorprendí un poco porque sé que a Toni no le gustan los plátanos. Cuando me dio por entrar en su despacho, vi allí a un mono sentado en el sillón haciendo lo mismo que suele hacer el señor Cantó los pocos días que lo veo por la oficina. Me costó darme cuenta que era un mono ya que hacía exactamente lo mismo que el director durante su jornada laboral”, afirmó la empleada.

“La única diferencia que encontré entre ambos es que el señor Cantó se pasa el día comiendo pipas en vez de plátanos, por lo demás jamás me hubiera dado cuenta que no era él, es que realmente eran hasta parecidos físicamente”, concluyó muy desconcertada la empleada de limpieza de la Oficina del Español.