Faustino Honrado, es un albañil hipocondríaco de 53 años de edad que trabaja informalmente en la construcción para sostener a su familia. Vive en el municipio de Chiclana de la Frontera ubicado en la provincia de Cádiz con su esposa y cuatro hijos.

Todos los días, Faustino se esfuerza arduamente para ganarse su sustento. Un día al salir de su tercera “ñapa”, encontró un billete de 200€ tirado en el suelo y tras meditarlo unos segundos, decidió dejar el billete y seguir su camino por miedo a contraer el Coronavirus.

A Faustino ese día, le quedaban otros dos trabajos por realizar y en los que no sumaba ni 30 euros. Esos 200€ serían una semana entera de duro trabajo en la obra pero su miedo a enfermar le impidió agarrar un sobresueldo muy suculento.

“Nunca me he encontrado nada. Soy ese tipo de personas con tan mala suerte que una vez que me encuentro algo seguro que estaba infectado de Covid-19, si no ya lo habría cogido alguien”, espetó Faustino ante los micrófonos de Cabronews.