Miguel Manteca, extremeño de padre vasco y madre andaluza, nos ha hecho llegar a nuestra redacción su testimonio de como consiguió perder 40 euros en tan solo un mes.

Desde Cabronews os dejamos en exclusiva la historia de este hombre que cansado de mirarse todos los días al espejo y verse siempre con el mismo aspecto decidió apuntarse al gimnasio y dar un paso al frente en su vida:

“Todo empezó porque un día iba paseando por el campo con mi señora y de pronto se nos cruzó un perro rabioso, mi mujer y yo nos dimos la vuelta y echamos a correr, mi mujer, que está en forma, consiguió refugiarse en una cabaña abandonada que había a unos 50 metros, a mi en cambio, no me dio tiempo llegar ya que nada más salir a correr me tropecé y pegué un ‘trompaso’ contra el suelo”.

“El perro finalmente no me hizo nada, pero varios niños que se encontraban mirando en ese momento tras la valla de la cabaña, empezaron a mofarse de mi, me llamaron gordo y pendejo”.

“Tras el enorme bochorno sufrido recogí a mi señora de la cabaña y nos fuimos a casa. Una vez allí decidí tomar cartas en el asunto y me propuse adelgazar, así que cogí mi portátil y busqué en Google ‘Gimnasios buenos y baratos’ y decidí apuntarme a uno por tan solo 40 euros con clases dirigidas, pistas de paddel y piscina, además se encontraba a unos cinco minutos de mi casa andando”.

“Después de un durísimo mes tirado en el sofá, viendo Netflix después del trabajo, lo único que conseguí perder fueron 40 euros”.