Esta misma mañana la Guardia Civil de Barbate (Cádiz), ha propuesto para denuncia a 147 asistentes de la playa nudista “La pequeña Lulú” ubicada en Caños de Meca, por no usar las mascarillas de protección al Covid-19 mientras paseaban por la orilla.

La actuación policial causó una gran reyerta entre usuarios y los cuerpos de seguridad. Un equipo de reporteros y reporteras de Cabronews que se encontraban casualmente en ese lugar, han conseguido el testimonio de varios denunciados/as que no han podido esconder su enfado.

“En la minga me voy a poner la mascarilla”, se le oía gritar a más de un señor al enterarse que en esta ocasión, sentirse en plena libertad y en armonía con la naturaleza le iba a costar 100€. Los afectados no descartan recurrir las denuncias al entender que tienen afán recaudatorio.

Los problemas no fueron a más a pesar de la tensión que allí se vivió gracias a la ocurrencia de una usuaria de la playa, que decidió ponerse las bragas en la boca y la mascarilla de bragas como protesta y al final consiguió calmar el revuelo ocasionado sacándole una carcajada a todos los presentes.