Una nueva ley aprobada en el parlamento sueco pagará 10.000 euros por cada hijo que se tenga con una mujer sueca. El primer ministro sueco Stefan Löfven lo ha anunciado esta mañana en una rueda de prensa.

Uno de los reporteros de Cabronews se ha trasladado hasta Estocolmo y ha podido entrevistarse con el governante sueco que nos ha dejado las siguientes declaraciones en exclusiva:

“Aquí en mi país tenemos un montonazo de rubias solteras que quieren ser madres y no pueden serlo, por este motivo y tras consultarlo con la jefa del movimiento feminista sueco, he tomado la decisión de pagar 10.000 euros a todos los hombres que estén dispuestos a hacerle un hijo a algunas de nuestras rubias y guapas mujeres” ha afirmado Löfven.

“El primer requisito y más importante es que la mujer sueca le de el visto bueno para ser el padre de sus hijos, para ello deberá rellenarse un pequeño formulario donde aparezca la edad, aficiones, gustos, 1 foto carnet y un vídeo de al menos un minuto donde se pueda conocer un poco más al aspirante a ser padre”.

“Una vez seleccionado se podrá tener hasta un máximo de 6 hijos, pudiendo elegir tenerlos con la misma mujer o con mujeres diferentes. El requisito indispensable será que el hombre no esté casado, en caso de estarlo, deberá divorciarse lo antes posible y presentar el certificado de divorcio en la embajada sueca de su país, antes de emprender su viaje”.

“A los afortunados que hayan pasado todos los filtros se le pagará el vuelo y la estancia en un hotel de 5 estrellas en régimen de todo incluido en la capital sueca, donde podrán disfrutar de hasta 15 días con la mujer o mujeres que les hayan tocado mientras desarrollan su cometido. Una vez conseguido el objetivo podrán elegir entre quedarse a vivir en Suecia con un sueldo vitalicio de 3.000 euros al mes o regresar a su país de origen a continuar con sus vidas”.

“Es una medida sin precedentes que estoy seguro que mejorará la situación económica de nuestro país y de los hombres que consigan cazar a una sueca”, ha sentenciado Stefan Löfven a nuestro reportero.