Hoy se ha celebrado en la capital española la entrega de Méritos al Honor, con su majestad el Rey presidiendo el acto y en la que se ha querido rendir homenaje a ciudadanos anónimos por su inestimable contribución a la nación española.

En estos tiempos de pandemia, donde nada es como solía y la realidad se disfraza de ficción, nos ha llamado poderosamente la atención el premio al honor entregado a un joven madrileño que responde al nombre de Jorge Siestas, que lleva durmiendo desde que comenzó el confinamiento y que aún no ha tenido el gusto de levantarse, salvando un número incalculable de vidas.

A la recogida de semejante insignia ha acudido su orgullosa madre, ya que el niño sigue bien dormido y no se ha enterado de nada, “Mi Jorge siempre tuvo un don con esto de dormir, de pequeño le pedía que contara ovejitas pero no le daba tiempo a empezar y ya estaba en una especie de coma inducido”.

“Un niño muy bueno mire usted” prosigue su madre. “de hecho llevamos tiempo sin poder hablar tranquilos, su tiempo despierto a la semana es muy reducido y no le da la vida para hacer las cosas que tiene pendientes antes de que le de otro ataque de sueño”, nos cuenta resignada, “¡verás lo contento que se va a poner cuando se entere de que es un héroe!, al final le voy a tener que dar la razón, y es que este niño ¡ha nacido para esto!” nos cuenta entusiasmada.