El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado esta mañana en una entrevista en exclusiva para Cabronews que espera que no tengan que volver a confinarnos ya que su casa se le ha quedado pequeña.

“Voy a tener que comprar el chalet de al lado para disponer de algo más de espacio si vuelven a confinarnos. Mi casa se parece a la de «La que se avecina», viven conmigo mi mujer, mis tres hijas, tres criadas, dos limpiadores, cinco jardineros, cuatro guardias de seguridad y tres perros”, explicaba el líder de Unidas Podemos.

“Irene y yo necesitamos más espacio. Además que yo no valgo para estar en casa, soy un culo inquieto, las paredes se me caen encima. Nadie se imagina lo que es tener que estar encerrado en una casa de 268 metros cuadrados sobre una parcela de 2000 metros con piscina, nadie puede imaginarse lo duro que es eso”, afirmaba el coletas a nuestro reportero.

“Esta mañana he tenido una videoconferencia con el alcalde de Galapagar y le he explicado que si por lo que sea se le ocurre confinar a todo el pueblo, que me avise con tiempo para que me dé tiempo a comprar el chalet de al lado que ya lo tengo medio apalabrado a una marquesa que es la propietaria”, añadía el vicepresidente.

Mi idea es poco a poco ir haciéndome con todos los chalets de Galapagar y de aquí a unos años pedir la independencia del municipio y hacerme Rey de Galapagar. Ahora mismo todo el mundo me dice que soy el marqués de Galapagar pero me conocen poco, yo soy mucho más ambicioso”, concluía Pablo Iglesias.