El padrastro y segundo marido de Rocío Jurado, José Ortega Cano, no ha dudado en dar su punto de vista sobre las declaraciones de su hijastra, Rocío Carrasco, durante los dos primeros episodios de su entrevista documental ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’.

El ex torero no ha dudado en entrevistarse con uno de los reporteros de Cabronews ofreciéndonos el siguiente testimonio sobre el tema del momento:

“Antonio David nunca me cayó bien. Todavía recuerdo que, cuando el día de mi boda me puse ‘agustito’, y ya cuando acabó la barra libre y tuve que coger el coche 500 metros para llegar al hotel, me estaba esperando en una rotonda y me hizo la prueba de alcoholemia. El resultado fue que en mi noche de bodas tuve que dormir en el calabozo y me retiraron el carné durante un año”, explicó Ortega Cano.

“Ese chaval estaba obsesionado con el cuerpo de la Guardia Civil. A mí me multaba cada vez que dejaba el coche en doble fila cinco minutitos, o cuando me veía conduciendo y hablando por el móvil, o cada vez que me veía conduciendo con la ITV caducada. Por su culpa todavía tengo deudas con Hacienda de tantas multas acumuladas de aquella época. Menos mal que por suerte lo acabaron echando del cuerpo”, concluyó, Ortega Cano en exclusiva para Cabronews.