Los estudios científicos apuntan a que tanto la masturbación como el sexo con final feliz nos ayudan a no contraer el virus ya que fortalecen el sistema inmunitario según la prestigiosa científica y sexóloga vasca, Grabiñe Eligoletxorrea.

Esta afamada doctora sostiene en una de sus tesis que cuando se llega al clímax, el cerebro libera tal cantidad de dopamina y seretonina que activan las defensas más que si se toma 12 botellitas de Actimel con todas sus L casei inmunitas.

Garbiñe anima a los españoles y españolas a que no dejen de masturbarse si no tienen una vida sexual activa, porque es “la mejor vacuna, ni mascarillas ni distanciamiento social, ni ostias. Pajas, pajas y más pajas para erradicar la pandemia”, defiende la doctora.

En Cabronews hemos querido contrastar este estudio preguntando a Fernando Simón su opinión y comparte que masturbarse es muy saludable pero discrepa en que sea la mejor opción para combatir el virus.