El que fuera rey de España entre 1975 y 2014, Juan Carlos I, no está dispuesto a pasar las vacaciones confinado en el palacio de la Zarzuela. El rey emérito ha hecho público un comunicado en el que solicita a su hijo Felipe VI poder asistir a los viajes del Imserso.

“Hay un montón de viejas guapas”, argumentaba Juan Carlos en su solicitud. “Me gustaría optar por el viaje de 8 días y 7 noches en Canarias pero no tengo dinero y necesitaría 326,88 que es lo que cuesta el viaje con transportes incluidos”, viajaré solo. Sofía se queda en casa”, añadía el exmonarca.

Aunque desde la Casa del Rey el plan que se ve con mejores ojos pasa por echarlo de casa y mandarlo a la mierda, Juan Carlos de Borbón no estaría por la labor, según fuentes consultadas por Cabronews.

“Si le permito que asista a los viajes del Imserso mi madre se podría enfadar y mucho”, explicaba Felipe VI a uno de nuestros reporteros. “El problema es que mi padre encima quiere ir solo, dice que esos viajes no son para ir con la parienta”, añadía el rey.

“Corinna ya me ha dicho que si me voy a un viaje de esos no volveré a verle el pelo, que ahí hay mucha lagarta suelta en esos viajes. Me ha motivado muchísimo lo de que haya muchas lagartas sueltas, es justo lo que ando buscando. Tengo que ir como sea”, concluía el rey emérito ante uno de nuestros reporteros.