Una oleada de madrileños están huyendo a sus segundas residencias fuera de la Comunidad de Madrid tras ver como su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, decidía durante esta semana privatizar a toda prisa el servicio de rastreadores de la comunidad por el que pagará 194.223 € por 22 rastreadores durante 3 meses. Todo esto después de rechazar la lista de casi 1800 profesionales que le ofrecía el colegio de médicos.

Varios equipos de reporteros de Cabronews se han desplazado por diferentes rincones del litoral peninsular buscando diferentes opiniones de madrileños sobre el tema Ayuso. Estas han sido sus declaraciones:

“Yo a Madrid no vuelvo ni loco, ahora encima que me han ofrecido teletrabajo… de mi segunda residencia en Cádiz no me pienso mover. Allí en la capital vive demasiada gente y se ve que a esta señora le viene un poco grande la gestión de todo este tema”, aseguraba uno de los entrevistados.

“Lleva dos meses gastándose el dinero en curas y en chuminadas y al final a toda prisa privatiza el servicio de rastreadores eligiendo a dedo a la empresa, muy típico del PP”, afirmaba otro entrevistado desde la costa asturiana.

“Que se quede ella en Madrid con sus curas y sus rastreadores privados, como se vive aquí en la costa valenciana no se vive en ninguna parte. Yo de aquí no me muevo”, concluía un último madrileño entrevistado.