Sigue la polémica sobre la comunión del hijo de Kiko Rivera y Jessica Bueno. Lo último que se ha podido conocer tras una ardua tarea de investigación de nuestro reportero más longevo, Francisco Tilla, es que Jessica, exmujer del hijo de Isabel Pantoja, se opuso a que la prima de éste, Anabel Pantoja, acudiera a la comunión porque no la soporta cuando se toma dos copas de más.

Kiko Rivera, aunque en un principio no estaba de acuerdo con la condición que le puso su exmujer, le dió la razón minutos más tarde porque él tampoco la soporta con dos vinos en el cuerpo. Nuestro reportero, Francisco, en su impecable trabajo de investigación, también ha conseguido un testimonio en rigurosa exclusiva de Kiko Rivera:

“Me da pena porque es mi prima, pero es que como bien dice la madre de mi hijo, no sabe beber, se pone super pesada. Te balbucea en la oreja agarrándote del cuello, se pone a cantar los temas de mi madre sin acordarse de la letra y no deja de darte toquecitos en la cara mientras dice tonterías. Honestamente creo que es mejor que no haya venido”, comentó Kiko.

“Además, en los últimos eventos que he coincidido con ella, ha terminado potando como la niña del exorcista por todos los rincones y me ha tocado a mí tener que ayudarla a meterse en la cama. Entiendo que Jessica quisiera evitar que por una mala borrachera se le estropeara la comunión que ella misma se ha encargado de preparar”, concluyó.