Tras más de un año y medio alejada de los escenarios debido a la pandemia, Isabel Pantoja actuará esta noche, cinco días después de su cumpleaños más triste, en el Festival Tío Pepe de Jerez de la Frontera. La tonadillera parece estar deseando recibir el calor y cariño de sus seguidores, mientras vive el momento más complicado de su vida alejada de sus hijos.

Desde que su pequeño del alma, Kiko Rivera, reclamara la herencia de su padre, la vida de la cantante de ‘Hoy quiero confesar’ no ha hecho más que caer en picado. Aunque en el círculo más cercano a la cantante aseguran verla cada vez más fuerte.

Tanto es así, que la cantante se ha preparado a conciencia para dar lo mejor de sí misma, preparando un concierto de más de dos horas donde ya podemos saber que no va a cantar el tema ”Mi pequeño del alma’. Isabel ha decidido borrarlo de todos los repertorios hasta que Kiko “no se baje del burro”, según nos contaba una de sus vecinas.

Por otro lado Chabelita, hija de Isabel, ha declarado ante los medios que sintiéndolo mucho no va a poder asistir al reencuentro de su madre con los escenarios porque tenía cita para ponerse las uñas pero que le deseaba ‘mucha mierda’.