El nieto del rey emérito, Felipe Juan Froilán (22), tras regresar de sus vacaciones estivales en Marbella, se ha sacado el carné de conducir en tan solo unos días, y para celebrarlo se ha comprado un flamante Audi Q3 Sportback valorado en 80.000€ y que ha estrenado el día del cumpleaños de su hermana Victoria Federica (20).

No todo podían ser buenas noticias para Felipe Juan Froilan puesto que, según fuentes oficiales, nada más subirse a su nuevo coche, el hijo de la infanta Elena se dio cuenta de que lo habían multado.

“Me da igual, esta multa no la pagaré yo, al igual que el pedazo de coche que me he comprado, la pagaran los españoles”, explicaba Froilan a su hermana Victoria Federica, según el testimonio de Armando Bronca, operario del servicio de limpieza, que se encontraba trabajando en esa calle en ese momento.

“Pude ver perfectamente como cogía la multa con su mano derecha y la hacia una bola y la colaba en una papelera que estaba a más de tres metros de donde él se encontraba, mientras tanto le aseguraba a su hermana que no sería él quien pagaría la multa”, explicaba Armando a uno de los reporteros de Cabronews.

“Si el chaval no llega a ser el nieto de Don Juan Carlos I podría haberse dedicado al baloncesto, todavía no me explico como pudo encestar la bola que hizo con la multa en esa papelera que estaba tan lejos y sin apenas ángulo”, sentenciaba el operario de limpieza.