Los últimos tropiezos del Real Madrid han activado a Florentino Pérez y ya trabaja para optimizar el equipo en el próximo mercado de invierno. El presidente ha declarado en una entrevista ofrecida a Cabronews que independientemente de que llegue Mbappé, el club tiene que liberarse de las fichas de algunos jugadores porque ”no rentan”, comentó el presidente.

“Son varios los jugadores con los que no estoy contento, pero es Vinicius el que me trae por la calle de la amargura. Mira que el chiquillo se esfuerza y da la cara, tiene verticalidad, suele desbordar a todos los defensas con los que se enfrenta en la banda, pero es entrar en el área, y de repente parece como si alguien le estuviera haciendo vudú o alguna brujería de esas que te pinchan alfileres en las piernas y se traba el pobrecito mío”.

“Este fin de semana que no hay partido lo voy a invitar a cenar y le voy a contar que le vamos a buscar una salida temporal del club para ver si así se le quita el ‘mal de ojos’ que tiene encima. Yo estoy convencido de que este muchacho será bota de oro más pronto que tarde, por eso veo necesario apartarlo, que se limpie los chacras y vuelva renovado”, añadió.

“Mis agentes financieros me han recomendado que le baje la cláusula de rescisión para que puedan pujar por él equipos de niveles inferiores al nuestro y que no jueguen en Europa, así nos aseguramos de que ningún rival directo se pueda beneficiar de esta operación. Por esta sencilla razón le he bajado la cláusula 50 euritos, para que hasta el Barça lo pueda fichar”, concluyó Florentino.