El matador de toros Enrique Ponce, ha querido prepararle a su novia Ana Soria, una fiesta de cumpleaños por todo lo alto sin escatimar en gastos. Según ha publicado en sus redes, el diestro ha querido demostrar su amor hacia su chica de la manera más tierna posible: una gran fiesta de payasos con piñatas incluidas.

Según hemos podido contrastar en Cabronews, Enrique se ha dedicado durante los 15 días anteriores a la fecha a buscar a los 10 mejores payasos del país. Los 10 elegidos fueron seleccionados entres 15.322 candidatos llegando a pagar más de 235.000€ por los servicios de los mismos.

La llegada de Ana al casoplón que alquiló su amor para la celebración, fue entre globos y serpentinas de colores escuchando música de fondo de Miliki “Había una vez…un circo que alegraba siempre el corazón…” Y “Cumpleaños Feliz” del mítico grupo Parchís.

Según algunos asistentes, al evento le faltó un kiosco de algodones de azúcar, diademas de unicornios, disfraces de la princesa Frozen y de la Sirenita y un mago, aunque fue todo un éxito ya que la homenajeada se hizo un poco de pipí encima abrumada de tanta emoción. Incidente que no tuvo mayor importancia.