Una de las concursantes del reality La Isla de las Tentaciones la lió pardísima durante la noche de ayer. La modelo canaria se embriagó a base Malibús con Piña y terminó enrollándose con dos de los solteros, Kevin y Dani, además de tontear con todos los demás. Le daba todo igual, de hecho le tiró cuello a una de sus compañeras. Estaba completamente desatada. Su nombre es Marta y el cornúo Lester. 11 años tienen la culpa. Bendito programa. Finalmente echó la culpa al alcohol pero afirmó que no descarta que vuelva a suceder. “los dos me ponen muy tonta, pero alcohol más”, explicó.

Poco ha tardado esta concursante en engañar a su novio, que se encuentra a pocos kilómetros en una situación similar pero a la inversa. “El allí está rodeado de víboras que le van a calentar y seguro que cae. Hazme caso que cae que yo le conozco. Al Lester lo tengo yo calao, son muchos años perdonándole cosas”, afirmó en la hoguera tras ver imágenes de su novio ligando con otras chicas.

Aunque no había nada que celebrar, los 10 chicos solteros y las 4 chicas con pareja decidieron montar una fiesta argumentando que “hay que vivir la experiencia”. No pasaron ni 15 segundos y ya había dos arrimando cebolleta a las concursantes. El resto de chicas emparejadas mantuvieron la compostura y se dedicaron a dialogar con los ‘singles’ mientras su compañera se iba emborrachando por segundos. La casa del golferío.

Finalmente no hubo edredoning y todo quedo en un sin fin de besos sin escrúpulos. “Ya te veré en mi cama ya. Te tengo a punto de caramelo pájara”, le decía Dani, “tengo una fantasía contigo Marta, hacerlo con la luz encendida y que te pongas la camiseta de Musampa cuando jugó en el Málaga en 2009”, le confesó después.  En este programa los chicos solteros tiene que cortejar a las mujeres como si fueran mamíferos en celo para conseguir que rompan la relación con su novio y así subir la audiencia. Ese es el objetivo principal, y Marta ya ha caído en la tentación. Eso sí, “por culpa del alcohol”.