Según desveló El Confidencial, el hijo de la infanta Elena recibió una multa el pasado viernes por invadir parte de un paso de peatones con su Audi Q3. A su hermana, por su parte, la multaron por aparcar en una parada de taxi. Ella lleva un coche del mismo modelo que el de su hermano.

Ahora El Español da más detalles acerca de lo ocurrido. “La primera en llegar al vehículo fue Victoria Federica que se puso muy insolente con los agentes. Pero de ahí no paso la cosa”, aseguran.

Tras las advertencias de los policías, el sobrino de Felipe VI se mostró desafiante: “Vosotros no sabéis quién soy yo”, les espetó, según recoge dicho diario. La Policía les sancionó con 200 euros a cada uno tras esperarles durante un tiempo en el lugar donde estacionaron.

Por otro lado, señalan que Victoria Federica tuvo otro altercado apenas un día antes. Se metió con el coche en el casco antiguo de la ciudad malagueña en plena hora punta, pudiendo ocasionar un gran peligro a los viandantes: “Quería llegar con el coche hasta la zona del Ayuntamiento, donde hay bares”, le aseguró a los agentes de la Policía Local. Al mismo tiempo, les dijo que no sabía que en esas calles estaba prohibida la circulación de coches.

En Zarzuela han recomendado al Gobierno que intente recaudar fondos para paliar los gastos en multas de los jóvenes. Cada vez son más frecuentes estas sanciones administrativas y hasta que puedan sumarse a los próximos ‘Presupuestos Generales del Estado’, la ‘Casa Real’ ha propuesto al ejecutivo que cada español inscrito a la ‘Seguridad Social’ ponga un euro y así este gasto no salga del bolsillo de los Borbones.